¿Por qué es importante fortalecer la empatía?
14/10/2020
Historias asombrosas de gatos II, el nuevo libro de Fundación Adopta
20/10/2020

Toy, el gatito pelota

 

Ha llegado un nuevo hermanito a casa. Se llama Toy, es pequeño, de aquel color llamado blancoynegro y, ah, se me olvidaba, le faltan parte de las patitas traseras igual que a Carrito.
Apenas entró por la puerta de casa, corrió por el living, apoyándose en sus chonguitos, como si caminara sobre zancos. Tan curiosa era su forma de andar que el resto de los pancitos corrieron tras él.
—Ayayaicito —maulló Toy y se escondió bajo la mesa, justo antes de que sus nuevos hermanos lo chutearan como en el fútbol. El pequeño Toy pensó que se había salvado de ser usado para hacer goles, pero se equivocaba: aquello era solo el comienzo.
Al día siguiente, Toy saltaba de allá para acá, por encima de la mesa. Preocupada le pregunté por qué hacía eso.
—Soy una pelota de teeeenis —maulló Toy.
—¿Pero por qué tus hermanos te usan como pelota?
—No sé, pero es chistoso.
Pobre Toy. El jueves cuando salía al jardín me encontré a Toy bajo el brazo de un pancito que corría entre sus hermanos diciendo Hop, hop.
—¿Qué se supone que eres ahora, Toy?
—Una pelota de rugbi. 34, 45, hop.
Durante toda la semana, el pequeño Toy fue usado como pelota de ping ping, de bádminton, de béisbol y hasta de waterpolo. Pero Toy no era una pelota y yo debía conseguir que lo dejaran en paz.
Un día, mientras Toy era usado de forma pelotezca, comprendí lo que ocurría. Corrí al patio a interrumpir el nuevo juego de pelota y le dije:
—Toy, ya sé por qué tus hermanos te usan como pelota.
—¿Por qué?
—Porque creen que eres un juguete y es que en inglés juguete se dice Toy. Ahora que saben que no eres un juguete no volverán a molestarte.
—Es que yo no me llamo Toy por juguete.
—¿Ah, no, y por qué?
—Porque Toy sin patitas.
El pequeño Toy corrió graciosamente a reunirse con sus hermanos, gritando goool. Y es que, la verdad, le encantaba jugar con sus hermanos aunque fuera a modo de pelota. Todos los pancitos son iguales. Y Toy es un pancito como cualquier otro.

1 Comentario

  1. Isabel dice:

    Me gusta mucho las historias d Emilia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *