Adiós a los patrones de belleza
03/11/2020
Los siete trekking imperdibles para conocer en Chile
10/11/2020

¿Qué seguro me conviene contratar? Guía para principiantes

Hoy día existen distintos tipos de seguros que se encargan de brindar la protección y seguridad que muchos buscan. Algunos permiten acceder a una mejor atención en salud o ayudan a construir capital financiero para planes del futuro, sin embargo, su elección dependerá de cada estilo de vida, la etapa en la que te encuentras y proyectos personales.

Algunos de los seguros disponibles son el seguro de vida, el seguro de salud, el seguro con ahorro y el seguro de vida con APV o renta vitalicia, por lo que aquí te diremos qué tomar en cuenta para elegir la mejor opción.

¿Por dónde empiezo?

Para determinar qué tipo de seguro de vida conviene contratar, se deben analizar las necesidades de la familia o qué es lo que se quiere proteger. Es buena idea preguntarse ¿qué pasa si mi familia depende de mí y yo no estoy más?,  ¿cuento con ahorros de emergencia?, ¿mis hijos tienen asegurada su educación a futuro?

Tipos de seguro

Acá mencionaremos algunos de los seguros que puedes contratar, tomando en cuenta tus prioridades actuales.

¿Te preocupa el bienestar de tu familia?

Si buscas proteger el buen vivir de tus seres queridos, el seguro de vida entrega la tranquilidad de saber que tu familia recibirá un capital, en caso de fallecer. Según la vigencia definida, existen los seguros de vida entera, que se pagan hasta la muerte del asegurado. También hay seguros de vida temporal, que cubren un período determinado (el que uno elija). El dinero que se otorga a los beneficiarios se conoce como indemnización, y el monto es equivalente al Capital Asegurado, que puede pagarse de una sola vez o bien en forma de una renta.

Si contraté un seguro de vida y no fallecí en el plazo de vigencia del seguro, ¿me devuelven todo lo que pagué? No necesariamente. El seguro cubre la probabilidad de tu fallecimiento y la mayoría no considera devolución de lo pago o “prima”. Por eso es importante que antes de contratar leas las condiciones del seguro, las cuales están escritas en el contrato llamado “póliza”.

 

¿Algún proyecto en mente?

Si dentro de tus proyectos tienes pensado emprender un negocio, remodelar tu casa, irte de vacaciones o simplemente tener un fondo de emergencia, es posible hacerlo si tienes un seguro de vida con ahorro. Ayuda a proteger a tu familia y ahorrar para el fin que uno desee, todo al mismo tiempo. Tu cuenta de ahorro genera rentabilidad y los fondos pueden retirarse. El monto que se entrega por fallecimiento corresponde a los ahorros y una parte del capital asegurado, lo que depende del seguro contratado.

¿Antecedentes de enfermedad familiar?

Si quieres protegerte ante el impacto de una enfermedad o accidente que implique altos gastos médicos, puedes empezar a ocuparte con un seguro de salud. Estos ayudan a cubrir gastos médicos por enfermedades graves o catastróficas, que pueden aparecer en algún momento de tu vida y que están dentro de la póliza. Cabe destacar que algunos seguros de salud sólo pueden ser usados en centros de atención médica en convenio con la compañía de seguros y otros seguros pueden ser utilizarse en cualquier centro médico, y que normalmente hay edades máximas para contratarlo y para permanecer en la póliza. Estas condiciones siempre deben aparecer en la póliza, es responsabilidad de cada uno leer lo que se está contratando.

 

¿Mis hijos serán universitarios?

Pase lo que pase, el costo por los estudios superiores de los hijos pueden estar cubiertos, al menos parcialmente, con un seguro con ahorro para la educación. Lo ideal es contratarlo cuando el hijo(a) está comenzando el colegio, para que el ahorro se rentabilice y tengas un mayor monto de dinero acumulado. Para usarlo, al salir tus hijos del colegio, puedes ir retirando todos los meses o una vez al año, como tú prefieras. Al mismo tiempo mantienes la protección del seguro de vida, cuya indemnización también podría servir como un fondo que complemente el pago de los estudios, en caso que tú llegaras a faltar.

 

¿Piensas en la vejez?

Para disfrutar el período de jubilación de manera tranquila, sin tener que disminuir la calidad y tu estilo de vida, se han creado los seguros de vida con APV. Y no necesitas llegar a cierta edad para contratar uno, mientras más joven empieces a ahorrar para tu vejez, mejor. Recuerda que el APV es un ahorro voluntario y complementa tus cotizaciones obligatorias de previsión en la AFP. Cabe destacar que en Vida Security, el capital asegurado máximo en caso de fallecimiento es de 3.000 UF.

Para finalizar te recordamos tomar en cuenta las recomendaciones que entrega el portal de educación financiera CMF antes de contratar un seguro: “fijarse en el capital asegurado, hasta qué edad lo cubre y cuál es el costo de estas cláusulas al momento de firmar”, entre otros detalles importantes.

 

Los comentarios están cerrados.