Mi hermano Emilio y yo
14/12/2017
6 ideas originales para tu regalo de Amigo Secreto en estas Fiestas
21/12/2017

Inspírate con estas ideas y haz tu propio árbol de Navidad ¡a tu gusto!

A todos nos encanta Navidad, y decorar la casa a tono en esta época del año. Pero muchas veces nos quedamos en el mismo concepto y adornos que siempre repetimos – y que vimos antes a nuestros papás, y sus papás, y los abuelos de los papás de nuestros abuelos (se entiende la idea).

En especial cuando estás formando tu casa, o te mudaste de ciudad, o por equis motivo te quedaste sin toda la decoración que a esta celebración respecta, hay distintos estilos que puedes explorar y descubrir cuál te gusta más. La Navidad no es sólo cintas y objetos dorados, rojos y brillantes. ¡Puede ser de diferentes formas!

Acá te entregamos algunos ejemplos que puedes reproducir, o también usar como inspiración para llenar tu casa, tu espacio, de la manera que más te guste.

Rústico

Este es el árbol que tenemos en mi casa: simple, pero muy rústico (y acogedor). Necesitas o palitos o pequeños troncos de diferentes tamaños, o ir cortándolos en diferentes largos, de manera que vayan del más pequeño al más grande (arriba hacia abajo).

Con hilo y pita debes unirlos, pudiendo usar silicona para facilitarte las cosas. Así, formas un gran triángulo que parece un árbol, para colgar en la pared. Una buena idea es pegarle hojas naturales en las ramas, y de ahí también puedes colgar diferentes adornos (como se ve en la foto de esta entrada). Y por supuesto, ¡luces!

Minimalista

Puedes hacer algo bonito sin muchos elementos, ni que se vea aparatoso. Quizás sólo lo que quieres y necesitas es un árbol de aspecto más navideño, como este de Hative en el que nos dan una buena idea: conseguir un pequeño árbol, encontrar espuma o una banca que sirva como base, y por último necesitas una canasta de mimbre o madera.

Pones la base dentro del canasto, y luego el árbol sobre ello para darle altura. El canasto puede ser de madera, para darle aquel aspecto de “árbol” real (más si debiste comprar y tienes uno artificial). Sobre ello puedes poner unas pocas luces, bajo el árbol, para que tenga un aspecto más pulcro.

Geométrico

Antes de que dudes, mira este ejemplo. ¡Es hermoso!

¿Qué necesitas? Muchas cartulinas de distintos tonos de verde, tijeras, pegamento y una base de cartón si así deseas, para luego pegar a la pared. Con la cartulina haces triángulos del mismo tamaño, que luego formas y los pegas a la base – en el tamaño que tú desees. Según las tonalidades y tamaño, puedes adaptarlo a tu gusto y espacio. ¡Qué entretenido!

Con libros

Tal cual: tomas todos tus libros, los apilas de la siguiente manera (ver ejemplo) y pones unas luces navideñas sobre ello. ¡Este sería mi tipo de árbol!

¿Cuál elegirás tú?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *