Los pequeños también tienen buenas ideas
20/10/2020
Lo que debes saber antes de ir a votar
21/10/2020

Escucha las señales de tu cuerpo y mejora tu salud

Nuestro cuerpo es una máquina perfecta donde operan numerosos sistemas, cada uno con sus respectivas funciones.

Al mismo tiempo, su composición es compleja. De hecho, algunos datos explican que el ADN de una persona, al extenderse, cubre la distancia de la Tierra hasta la órbita de Plutón, lo que significa que hay 16 mil millones de kilómetros de código genético en cada humano.

No obstante, si esta máquina perfecta no tiene los cuidados necesarios, puede comenzar a mostrar signos de desgaste o agotamiento.

Por lo mismo, es importante llevar un control sobre su salud, visitando a doctores de forma regular, haciendo exámenes médicos y/o llevando un estilo de vida saludable, pues incluso sin tener síntomas de alguna enfermedad, es importante saber en qué estado se encuentra el organismo.

Visita a tus médicos

Acudir a doctores puede parecer algo complejo cuando nuestra vida es acelerada, llena de actividades y obligaciones. Sin embargo, hacerse el hábito de visitarlo al menos una vez al año para una revisión general, puede marcar la diferencia para prevenir cualquier enfermedad o condición médica.

Muchas enfermedades son más o menos silenciosas y no presentan grandes síntomas. Algunos ejemplos de esto son la diabetes, la hipertensión arterial, la osteoporosis, el hígado graso, la aterosclerosis y el cáncer, las cuales parten con malestares leves, pero que luego se agravan.

En ese sentido, uno de los exámenes médicos más accesible y preventivo es un análisis de sangre, también llamado hemograma completo, pues a través de la muestra de sangre es posible verificar la concentración de la glucosa, la hemoglobina, los glóbulos blancos en la sangre (que ayudan a combatir infecciones), los glóbulos rojos (que distribuyen el oxígeno a distintas partes del cuerpo) y/o las plaquetas (que ayudan a la coagulación).

Al mismo tiempo, existen otros exámenes igual de asequibles como, por ejemplo, el perfil lipídico, perfil hepático, perfil bioquímico, glicemia, análisis de orina, hormonas tiroides, entre otros.

Salud y bienestar para nuestro cuerpo: siempre nos delata

Nuestro cuerpo es sabio y siempre busca la manera de expresar aquello que callamos o que no queremos ver. Por esta razón, es importante estar en conexión con nosotros mismos, con nuestros pensamientos y acciones. Así, será más fácil comprender la enfermedad y el dolor, otorgarle un origen y sentido.

Una enfermedad o un malestar prolongado (como dolores de cabeza, articulaciones, espalda, etc.) es una señal de que hay hábitos inadecuados que debemos cambiar en nuestra vida. Si no lo hacemos terminará por afectar otros aspectos como la salud física y salud mental. Afortunadamente existen formas de llevar salud y bienestar para nuestro cuerpo de forma constante.

Ejemplos de ellos hay muchos, pero los más básicos son un estilo de alimentación que cubra las necesidades diarias sin llegar a necesitar alimentos que sean dañinos, incluya raciones de fruta y verdura correspondientes, consumo de cereales, legumbres y agua de forma periódica.

De igual forma, el ejercicio físico sirve para activar nuestro sistema circulatorio y evitar problemas cardiovasculares, mejorar nuestra flexibilidad y mantener el tono muscular.

 

Los beneficios de llevar un estilo de vida saludable y consciente con las señales de nuestro organismo son muchos. La recompensa es mayor de lo que crees.

Entre las ventajas se encuentran: tener un mejor ánimo, mantener un peso balanceado que nos permite realizar de mejor manera nuestras actividades diarias y de recreación, prevención de enfermedades, mayor energía y equilibrio para nuestra salud mental y salud física.

 

Los comentarios están cerrados.