Prepara tu Kombucha en casa
06/04/2021
“Agente Topo”: Un documental lleno de emoción
30/04/2021

El ABC de los créditos hipotecarios

Construir o adquirir una casa propia es una de las inversiones más seguras, pero también una de las que implican asumir un compromiso a largo plazo. En la mayoría de los casos, este tipo de proyectos requieren de herramientas de financiamiento a las que se conoce como créditos hipotecarios.

Un préstamo de esta naturaleza concede un plazo de cinco a treinta años para pagar, en el que al capital entregado se suma un cierto porcentaje de interés. Una vez cerrado el acuerdo, el banco o entidad otorgante del crédito toma como garantía la propiedad que se quiere adquirir, construir o remodelar hasta que termine de pagarse.

¿Cómo obtener este tipo de préstamo?

Además de los bancos, otras instituciones financieras como cooperativas, cajas de compensación y las mutuarias de las compañías de seguros los ofrecen, siempre que el solicitante reúna ciertas condiciones. Entre ellas, las más importantes son contar con una buena situación crediticia y demostrar que se tiene capacidad de pago.

Para confirmar esto último, la institución puede solicitar dos o más de los siguientes documentos:

  • Copia de liquidaciones de sueldo en el caso de trabajadores dependientes.
  • Declaraciones de renta que acrediten los ingresos en el caso de los trabajadores independientes.
  • Copia del contrato que confirme la antigüedad laboral del solicitante.
  • Cédula de identidad.
  • Acreditación de bienes como participación en empresas, inmuebles y autos.

Aunque pueden existir variaciones entre los requisitos de las distintas entidades, lo más probable es que todas soliciten los antecedentes de la propiedad que se pretende adquirir. Ello a propósito de verificar que la vivienda puede ponerse a nombre del deudor y, en su caso, hipotecarse a nombre del banco.

Tipos de créditos hipotecarios a los que puedes acceder en Chile

Letras de crédito

Te permitirán financiar una casa propia a través de un instrumento bancario conocido como “letra hipotecaria”. Estos pueden ser vendidos por la Bolsa de Valores y adquiridos por el banco, y su valor tiende a variar según las condiciones del mercado.

Debido a esto, el valor inicial de la letra y el precio que se le asigne en el mercado pueden no coincidir y la diferencia deberá ser cubierta por el deudor o el banco, según se haya establecido en las condiciones del contrato.

Mutuo hipotecario endosable

En este caso, el financiamiento se sustenta en una escritura de contrato que se vende mediante un endoso, de tal manera que el titular del contrato pueda entregarlo a una entidad para que lo financie. Su diferencia respecto al crédito que se vale de letras hipotecarias es que no existe diferencia que deba ser solventada por el deudor.

Adicionalmente, es el banco quien se encarga de administrar el crédito, de modo que la responsabilidad de quien lo adquiere será mantenerse en contacto con la institución.

Mutuo hipotecario no endosable

Una tercera posibilidad consiste en que el préstamo se financie directamente con recursos del banco y no pueda transferirse a través de un endoso. La regulación en este caso puede tener condiciones más flexibles debido a que dependerá únicamente de lo pactado en el contrato. Partiendo de lo anterior, es posible pagar este tipo de crédito a una tasa fija, variable o mixta.

Acceder a un crédito para proyectos de vivienda: factores a considerar

  • Ten en cuenta que la mensualidad a pagar no debe ser superior al 30% de tus ingresos.
  • Si optas por un financiamiento a través de letras de crédito, te conviene revisar el valor al que se han pactado otras letras de crédito en fechas cercanas.
  • Antes de elegir un crédito utiliza los simuladores virtuales de las distintas instituciones financieras para establecer una primera comparación. Luego, contacta con cada una para verificar la información y comenta que has estado en conversaciones con las otras. De esta manera es más probable que recibas una mejor oferta.

Son varias las opciones que hay en el mercado financiero para adquirir tu primera vivienda, así que revisa con calma cada una y elige la que más se ajuste a tus necesidades.

 

Los comentarios están cerrados.