Emilia ayuda a un perrito maltratado
22/07/2021
Financiamiento estatal para emprendedores
23/07/2021

¿Cómo sobreponerse a una pérdida?

En la actualidad, la pérdida se ha vuelto parte de nuestro día a día. La pandemia del covid-19 ha causado muertes, pérdidas económicas y gran desolación. La Organización Mundial de la Salud estima que alrededor de ocho millones de personas han fallecido por esta enfermedad y han finalizado también muchos sueños con ella.

Aprender a adaptarnos y crecer con estos sentimientos de dolor, aflicción y tristeza es importante para fortalecernos y seguir adelante en nuestras vidas. En psicología, el duelo es un proceso gradual que nos permite equilibrar y lograr una estabilidad emocional cuando hemos sido afectados por una situación difícil.

A pesar del gran sufrimiento que este tipo de problemas causan, aceptar la realidad es el primer paso para empezar a trabajar nuestro dolor. Por tanto, aquí se habla de los síntomas que se pueden experimentar y qué podemos hacer para enfrentarlo.

Formas en que se manifiesta una pérdida

A veces vivimos situaciones que no están bajo nuestro control, y producen emociones y sentimientos de tristeza, desesperanza, frustración, negación e impotencia. Puede ser la muerte de un ser querido, rupturas de relaciones amorosas, pérdidas laborales (despidos), problemas de salud incurables, entre otros.

No obstante, estos no son los únicos síntomas. El dolor de la pérdida puede manifestarse tanto a nivel psicológico como físico, por lo que es importante identificar cualquiera de estas reacciones:

  • Emociones: en el inicio del duelo suelen ser negativas con síntomas como ira, culpa, miedo, ansiedad, entre otras.
  • Pensamientos: en situaciones negativas, la mente alberga preocupación, confusión, incredulidad, sensación de irrealidad. También se hacen presentes las ideas compulsivas, como autorreproches o pensamientos compulsivos sobre el ser querido o la situación vivida.
  • Sensaciones físicas: el cuerpo se manifiesta también con síntomas como opresión en el pecho, la garganta, vacío en el estómago, debilidad muscular, falta de energía, pérdida de apetito, lo que puede generar una fuerte depresión.
  • Conductas repetitivas: no permiten el fluir con la realidad, como llorar con frecuencia, sentir apatía y desgana por las actividades cotidianas, dormir mucho o nada, cambios de humor, entre otros.

¿Cuánto tiempo dura el duelo?

En sí, el tiempo que tarda en sobreponerse una persona puede variar entre una y otra. Para algunos toma unos meses, mientras que para otros algunos años. Lo importante es saber que en el duelo atravesaremos cinco etapas, las cuales pueden durar tanto como nosotros vayamos asimilando la situación:

  • De negación, por no aceptar la realidad.
  • De ira, por la impotencia de no poder cambiar los hechos.
  • De negociación, cuando nos planteamos las diferentes posibilidades para arreglar lo sucedido.
  • De depresión, cuando tenemos sentimientos de tristeza que nos hacen pensar que no hay razones para vivir.
  • De aceptación, cuando se ha recuperado la capacidad de sentir alegría y placer.

Estas etapas deben sobreponerse y se irán superando con la ayuda de un experto en psicología o con la auto observación, teniendo en cuenta el tipo de pérdida, las formas de manifestación que se está experimentando y las etapas de duelo que son necesarias para transformar el dolor en aceptación, aprendizaje y crecimiento.

¿Consejos para recuperarte del duelo?

Si bien es un proceso que debemos de vivir y cada quien lo afronta de distintas maneras, hay algunas acciones que nos pueden dar cierta estabilidad emocional durante el camino:

  • No se debe reprimir el duelo. Es importante atravesar el proceso sin hacernos los fuertes y permitirnos expresar nuestro dolor, aun si es por medio del llanto.
  • Es importante ser pacientes, tanto con uno mismo como con los demás. Es probable que nuestro entorno no entienda nuestro sentir, pero no por eso hay que minimizarlo ni forzarnos a salir rápido de él.
  • Se debe cuidar la salud. Durante el duelo es común que haya pérdida del apetito y sueño, aislamiento, entre otros síntomas, por tanto, debemos contrarrestarlos con hábitos saludables.  Debemos intentar comer en horas fijas, ejercitarnos, dormir bien y hacer actividades que nos agraden para no abandonarnos.
  • Hay que mantener nuestras relaciones interpersonales activas, es decir, no distanciarnos, pues esto puede ocasionar depresiones más fuertes. Tener un grupo de ayuda (familiares y amigos) permitirá seguir viendo lo positivo de la vida y sentirnos acompañados.
  • No debemos automedicarnos, especialmente si tenemos ansiedad o insomnio. Siempre es importante acudir a un especialista que nos guíe en este proceso, y que sea él o ella quien tome la decisión de si necesitamos fármacos.

Las pérdidas son parte de la vida humana y vienen llenas de aprendizaje, sin embargo, es importante identificar los síntomas y reconocer lo que nos está pasando para salir fortalecidos. Si sentimos que la situación nos sobrepasa, no hay que dudar en acercarnos a psicólogos, ya que nos orientarán hacia el camino de la aceptación.

Los comentarios están cerrados.