Prepara la mejor fonda en casa
16/09/2020
Combatiendo a los microbios
21/09/2020

Cómo influye la primavera en tu estado de ánimo

Un poco más de calor, viento fresco, flores en su máxima expresión…Son varios los detalles que es posible contemplar y disfrutar con la llegada de la primavera.

Esta estación es comúnmente vista como una época ideal para la renovación, lo que puede impactar positivamente en tu bienestar si aprendes a aprovechar el cambio para mejorar tu estado de ánimo.

Sin embargo, hay otros sentimientos que están asociados a la primavera y que, pueden afectar, en algún grado tu salud mental. A continuación, algunas claves para que sepas cómo identificarlos y qué hacer al respecto.

Los cambios en el estado de ánimo producto de la primavera

La primavera es, por naturaleza, una estación que implica entusiasmo y alegría, lo que se conoce como “euforia primaveral”. Este fenómeno se debe al incremento de luz y temperatura. Tu organismo reacciona ajustando tu metabolismo con cierta hiperactividad -secreción de feromonas, oxitocina, dopamina o noradrenalina-, haciendo que te sientas más feliz y desinhibido.

No obstante, las personas también pueden experimentar “astenia primaveral”, considerada un trastorno de adaptación propio del cambio de ánimo.

La astenia se manifiesta con cansancio y somnolencia durante el día, fatiga, irritabilidad, pérdidas del apetito, disminución de la libido durante la fase de habituación o pérdida del cabello.

Por otra parte, entre estos efectos de la primavera puede sumarse la situación de crisis sanitaria, generando nuevos trastornos. Según expertos, “el temor y la ansiedad con respecto a una nueva enfermedad y lo que podría suceder pueden resultar abrumadores y generar emociones fuertes tanto en adultos como en niños”.

Cómo reducir los efectos de la primavera en el cambio de ánimo

Pero ¡tranquilidad! Puedes hacer mucho para minimizar los efectos negativos de los cambios estacionales (y manejar las emociones), a la vez que optimizas su influencia positiva.

¿Cómo? Aplicando simples consejos lograrás aprovechar los días de sol al máximo para olvidar la astenia y darle un giro de bienestar a tu ánimo.

Para contrarrestar los efectos negativos y trastornos, se recomienda:

  • Llevar una buena alimentación. Los cambios hormonales pueden provocar un déficit de vitaminas. Por lo mismo, es conveniente que agregues una mayor cantidad de fruta y verdura, y evites las grasas y los alimentos procesados.
  • Duerme bien. La idea es que ajustes tus hábitos de sueño a tus necesidades reales, es decir, no aumentar demasiado las horas en la cama y no disminuirlas.
  • Ocupa tu tiempo en lo que más te guste. Debido a las restricciones de movilidad a causa del COVID-19 puede que estés mucho más tiempo en casa. Mantén un pasatiempo, aprende nuevas habilidades y no dejes de conservar tus relaciones sociales.
  • Haz ejercicio regularmente. La actividad física libera endorfinas, hormonas que influyen positivamente en tu estado de ánimo. Existen algunas rutinas moderadas de actividad física que puedes realizar en tu casa.

Manejar las emociones es una habilidad que debe ser aprendida. El sol y la euforia primaveral son una buena oportunidad para llevar un estilo de vida consciente de lo que sentimos. El objetivo es disfrutar de todas las bondades que nos ofrece la primavera.

 

Los comentarios están cerrados.