El Pancito flor
03/10/2019
Emilio y los gatitos de la bolsa
14/10/2019

Reciclaje: infórmate para hacer un cambio

Producto de la gran cantidad de basura producida a diario, el medioambiente se encuentra en una situación peligrosa. Y aunque puede sonar alarmista, lo cierto es que esta es la realidad: ocho millones de toneladas de plástico acaban en el océano cada año, lo que amenaza gravemente el ecosistema.

¿Cuál es la solución? Existen varias medidas que se deben implementar desde el sector público y privado. Sin embargo, tú puedes hacer un pequeño esfuerzo aprendiendo y aplicando acciones de reciclaje, con el fin de aportar con el desarrollo de un mejor futuro.

Si no tienes idea de cómo, a continuación, conocerás lo que debes hacer con los principales desechos que generas en el día a día.

Tips para reciclar

1. Recicla materiales limpios, secos y compactos

Sin dejar ningún rastro de suciedad en ellos, los envases que vas a reciclar deben estar, en la medida de lo posible, impecables, debido a que así se facilitará el proceso de reutilización.

Por lo tanto, trata de limpiar con detergente, esponja y agua todo residuo que pueda empeorar el proceso. Finalmente, seca para después aplanar.

2. Sin bolsas plásticas

Además de no usar bolsas y envases plásticos en tu día a día, es importante tratar de romper con el hábito de almacenar la basura en ellos. Es decir, puedes realizar compost con residuos orgánicos, por ejemplo, y debes descartar de raíz la utilización de plástico para ir reuniendo los desechos o para transportarlos a los puntos de reciclaje.

3. Conoce los colores de los contenedores

Los contenedores de residuos, por norma, tienen diferentes colores no solo por un asunto estético, sino para ayudarte a saber qué tipo de desechos poner según el material de procedencia, como basura electrónica, plástico, vidrio, etc.

  • Azul

Principalmente para papel y cartón, que puedes encontrar en envases de alimentos o materiales de imprenta. Aquí, puedes dejar libremente revistas, folletos publicitarios, diarios, sobres, libros, cajas de huevos, cajas de cartón y sus derivados, siempre que no estén atiborrados de mugre.

  • Amarillo

Dedicado especialmente para plásticos, los productos más comunes para el contenedor amarillo son: guantes de goma (de limpieza), envases, botellas, bandejas de carne, envases de frutas, entre otros. Por ningún motivo insertar envases de pinturas o de productos químicos. Además, las botellas y envases de alimentos deben ser lavados y depositados secos en el contenedor.

  • Rojo

Pertenecen a los contenedores que reciben desechos peligrosos y que pueden provocar intoxicación. En este grupo, puedes entregar baterías, pilas, aceites o tipos de medicamentos.

  • Verde

Los envases de cristales y vidrios son los elementos que van en este lugar. De esta manera, puedes botar ahí copas de vino, jarras, botellas, conservas, tarros, entre otros utensilios. Lo que no se debe reciclar ahí son envases de vidrios que hayan tenido algún contacto con productos tóxicos, tubos fluorescentes, lámparas y frascos de medicamentos.

  • Burdeo

Son implementados para tu basura electrónica. En estos contenedores debes colocar electrodomésticos voluminosos y pequeños, materiales físicos de audio y video, computación y telefonía móvil.

4. Ten especial cuidado con residuos como el aceite usado y pilas

Existen productos que, debido a su potencial contaminación al medio ambiente, debes tratar de forma especial. Dentro de este grupo se encuentran los aceites usados, los cuales contienen agentes cancerígenos agresivos (dioxinas). Al contacto con humedales, como ríos o lagos, pueden provocar graves daños al entorno y al ecosistema.

Para reciclarlo, deja que se enfríe, almacénalo en una botella plástica bien cerrada y llévalo a un punto limpio (los contenedores de color rojo son los adecuados para este tipo de contaminantes).

Existen organizaciones que se dedican exclusivamente al reciclaje de este elemento, como Rendering, la cual ha dispuesto más de 50 puntos de recepción de aceites usados.

Las pilas y baterías son otros materiales que tienen un alto nivel de contaminación ambiental. Aunque en Chile, son pocas las empresas autorizadas que se dedican a su reciclaje, existen iniciativas para su recolección, como la implementada en la comuna de Las Condes. Lo importante es que desarrolles el hábito de no tirarlas por la basura, sino que buscar un punto de recolección para estos tóxicos elementos.

Los principales puntos de reciclaje 

En Chile, existen alrededor de 3.000 lugares donde puedes depositar tus desechos para que sean reutilizados. Para saber cuáles son, de acuerdo con la cercanía con tu hogar, el Ministerio de Medioambiente ha implementado la plataforma ChileRecicla.gob.cl.

¿Qué debes hacer? Escribe tu dirección en la barra de búsqueda. Una vez que ubica las coordenadas, se despliega un mapa con los puntos más cercanos.

 

Tener un estilo saludable y amigable con tu entorno no sólo te traerá beneficios personales, sino que también ayudarás a que las próximas generaciones tengan una mejor calidad de vida.

Comments are closed.