Ser optimista: la mejor actitud para alcanzar el bienestar
01/07/2020
Alivia el resfrío con remedios caseros
17/07/2020

Los gatos adultos también merecen un hogar

Todos mis hermanitos son pequeños, salvo Bambino. Él tiene como cinco años, pero siempre está jugando, se cuelga de las cortinas, salta al refrigerador y cada vez que ve una puerta abierta la atraviesa corriendo como si al otro lado hubiera un tesoro.
Aunque Bambino es muy feliz, siempre ha dicho que le gustaría mucho un hogar para él solo, pues así podría jugar sin tropezarse con nosotros. Ese siempre ha sido su sueño y acaba de cumplirse, pues una familia quiso adoptarlo.
Al enterarnos de que Bambino tendría un nuevo hogar, le organizamos un fiesta sorpresa, con muchos regalos. Emilio le preparó un pastel de pellet y los más pequeños le hicieron una cama de hojas. Pero el inquieto Bambino se acostó en el pastel y se comió la cama de hojas.
—Ay, que revoltoso eres Bambino —le dijimos.
Entonces Bambino, agitó sus patas traseras como conejo y corrió al jardín. Allí saltó, se trepó a los árboles y luego se metió bajo la cama a seguir jugando. De pronto, ocurrió algo muy extraño: Bambino se había quedado en silencio. Preocupada, me metí bajo la cama y lo hallé sentadito y pensativo.
—Bambino —dije— ¿por qué estás tranquilo? ¿Te enfermaste?
—No estoy enfermo, solo quería estar un momento tranquilo para recordar bien esta casa.
—Te entiendo, pero es la primera vez que estás tranquilo desde que te conozco.
—Lo que pasa es que si no estoy haciendo locuras sabrán que no soy un cachorro y nadie querrá adoptarme. ¿Ves como mi plan funcionó?
En ese momento, aparecieron sus nuevos humanos y nuestro cachorro gigante corrió a saludarlos como si los conociera de toda la vida.
—Adiós —nos dijo, mientras daba brincos.
—Adiós, hermano —respondimos— sé muy feliz.
Bambino acaba de encontrar un hogar, pero no todos los gatos adultos tienen la misma suerte. Muchos de ellos esperan por años una familia que los adopte y acaban viviendo para siempre al interior de un albergue. Por eso, cuando pienses en adoptar, recuerda que hay un adulto como Bambino  esperando por ti.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *