Comunicación no violenta: otra manera de relacionarse
27/05/2020
Panoramas virtuales imperdibles
09/06/2020

Cultiva tu propio jardín: beneficios de jardinear en casa

Jardinear está entre los mejores pasatiempos que se pueden tener en estos tiempos. Ciertamente, es una actividad que requiere dedicación y paciencia para “ver sus frutos”, pero sin duda las horas que le dediques se traducirán en una mejor salud y un mayor bienestar. Veamos, a continuación, 4 beneficios de estar en contacto con la tierra.

1. Jardinear contribuye a una mejor salud física

El tiempo invertido en el jardín nos permite estar en exposición directa con el sol, siendo la forma más natural de obtener vitamina D. Dicha vitamina es la encargada de fortalecer el sistema inmunológico, prevenir algunas afecciones respiratorias, fortalecer los huesos y controlar los niveles de azúcar en la sangre.

Por otra parte al trabajar con la tierra podemos quemar unas 330 calorías. Eso representa más actividad que una caminata por las mañanas a ritmo moderado. Asimismo, rastrillar las hojas del jardín durante 30 ó 45 minutos puede ayudar a estabilizar algunas enfermedades como la tensión arterial alta.

Como último detalle, al tener un pequeño huerto podemos comer frutas y verduras frescas, libres de los pesticidas industriales. contribuyendo así a una correcta alimentación de todos los miembros de la familia.

2. La jardinería contribuye a la salud mental y emocional

La salud mental y el bienestar emocional están íntimamente ligados. La salud mental se refiere a procesos como saber decidir y percibir, mientras la salud emocional está relacionada, claramente, con los sentimientos y emociones. Pero, ¿qué tiene que ver esto con la jardinería? Mucho. la jardinería nos ayuda a reducir la ansiedad y la depresión. Lo anterior significa un mejor humor, estado de ánimo y mayor relajación mental.

Vale la pena resaltar un estudio realizado hace una década en los Países Bajos, en el que se pidió a un grupo hacer trabajos de jardinería. Los resultados fueron una mejor salud emocional del grupo y niveles de cortisol más bajos, mejor conocida como la hormona del estrés.

3. Es una actividad en la que se involucra a toda la familia

La jardinería es una actividad en la que los niños pueden estar en contacto con la naturaleza, aunque vivan en la ciudad. No sólo lograremos que se diviertan al sembrar, plantar y regar, sino que es una buena oportunidad de enseñarles sobre botánica, biología y el cuidado del medio ambiente.

4. Contribuimos a una mejor calidad del aire

No es un secreto que las grandes ciudades, como Santiago, están sumamente contaminadas, pero actividades como la jardinería tienen un profundo impacto en el planeta, ayudando a mantener limpio y una mejor calidad de aire. La hojas de las plantas que cultivamos absorben el CO2 que hay en el medio ambiente, mientras que actividades como hacer nuestro propio compost evita la quema de residuos orgánicos.

 

Sin duda, la jardinería es una actividad que nos permite tener una mejor calidad de vida y estar en íntimo contacto con la naturaleza. Ponerla en práctica nos ayudará a despejar nuestra mente, tener un hogar mucho más fresco y gozar de mejor salud física y emocional.

 

Consejos para principiantes

-Antes de comenzar con esta entretenida actividad ten en cuenta el lugar en donde tendrás tus plantas, pues la elección de éstas depende mucho de si vives en departamento o en casa, o si las dejarás bajo techo o al aire libre.

Existen plantas de exterior y plantas de interior. Las de exterior resisten muy bien los cambios climáticos, por lo que suelen durar todo el año, pero aún así, no todas soportan los lugares tan soleados. Por otro lado, las plantas de interior son aquellas que por lo general prefieren los climas más cálidos, y no toleran el sol directo. Por esto, te aconsejamos que siempre consultes por sus cuidados antes de elegirlas.

-La orientación de tu patio, terraza o ventana, también es muy importante, ya que esto determinará la cantidad y tiempo de exposición solar que tendrán tus plantas. Si tu espacio está orientado hacia el norte o hacia el poniente, necesitarás plantas que resistan muy bien el sol y el calor. En caso de dar hacia el oriente, tendrás sol durante la mañana, por lo que debes escoger plantas que también resistan medio día de sombra. Por último, si tienes orientación sur, deberás tener plantas que no necesiten luz directa del sol.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *